Historia de la Fundación

La Fundación Tejada de la Santa Caridad fue constituida en Ayamonte, en cumplimiento del testamento de D.Manuel Lerdo de Tejada y Obando, el 25 de noviembre de 1932 con carácter de fundación perpetua, local y cristiana. De acuerdo a sus Estatutos su objeto es la creación y el mantenimiento de residencias o centros de acogida para personas mayores de ambos sexos en las que se les proporcionen asistencia, vestido, alimento y los demás cuidados necesarios para la vida, se les asista en sus enfermedades y se les entierre cristianamente a su fallecimiento.

 

D. Manuel Lerdo de Tejada y Obando nació en Ayamonte en 1835. Casado con Dña. María del Pilar Garcés de la Feria no tuvieron descendencia y dejaron sus bienes para la creación de la Fundación. Una vez fallecida Dña.María del Pilar se constituyó la Fundación de acuerdo al criterio de los albaceas, los cuales fueron, de acuerdo a la voluntad testamentaria de D. Manuel, los primeros patronos. Estos fueron el Rvdo. Padre Ainé Carbonell y D.Prudencio Gutiérrez García, abogado, quien a su vez también testó sus bienes a favor de la Fundación.

 

Inicialmente la gestión de la Residencia estuvo a cargo de la Comunidad Religiosa de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, quienes estuvieron hasta 1971, año en el que dejaron la institución y se marcharon con los ancianos y enseres a Huelva y Aracena, donde tenían residencias.

 

La noticia de la marcha de los ancianos se recibió en Ayamonte con sorpresa y gran tristeza, llegando el malestar popular al alcalde, entonces D. Antonio Concepción Jiménez, quien promovió la vuelta de los ancianos y la puesta en marcha del Patronato de la Fundación de acuerdo a lo dispuesto por el fundador, es decir:

 

El Sr. Obispo de la Diócesis de Huelva.

El Sr. Alcalde de Ayamonte.

El Sr. Párroco de Ntra. Sra. de las Angustias.

El Sr. Párroco de Ntro. Señor y Salvador.

 

El Patronato, para la mejor gestión de la Fundación, nombra a un Delegado del Patronato, que sirve de enlace entre el Centro y los patronos, y cuya misión es poner en marcha los proyectos aprobados por el Patronato y rendir cuentas de la gestión. El Delegado también es el encargado de mantener el código ético y moral que equilibra la supervivencia de la Fundación.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© FUNDACION TEJADA DE LA SANTA CARIDAD